Lozano sobre caso Moreira: “el abuso de poder no es delito”

La investigación administrativa reveló, entre otras cosas, que había un sistema denominado «planillas puertas abiertas» para adjudicación de viviendas

19.03.2024 | tiempo de lectura: < 1 minuto

El ministro de Vivienda, Raúl Lozano, se refirió esta mañana al resultado de la investigación administrativa por la adjudicación de viviendas realizada por la exministra Irene Moreira. Dichas adjudicaciones “carecen de fundamento legal”, según revela investigación.

Lozano explicó que, en realidad, una sola vivienda fue adjudicada de esa manera, ya que en otros de los casos las personas adjudicatarias renunciaron a las mismas. Aclaró, además, que fueron casos de “arrendamiento con opción a compra”, por tanto, no fueron cedidas o regaladas.

Por otra parte, explicó que otros cinco casos accedieron a la vivienda, pero “en formas temporales” y son “revisables y revocables”.

“Se cometieron errores”, reconoció el ministro cabildante, y agregó “la propia Irene Moreira lo reconoció». “El abuso de poder no es delito (…). No tiene la trascendencia que se le quiso dar”, reflexionó y dijo que fue asesorado para realizar esa afirmación.

La investigación:

Marcia Senattore, directora de la división jurídica, y Daiana Da Silva Mendina, instructora, ambas abogadas, llevaron a cabo una minuciosa revisión de los expedientes relacionados con la asignación de viviendas a partir de las solicitudes recibidas por la secretaría de la exministra.

Según publica el diario El País, la investigación administrativa reveló la implementación de un sistema denominado «planillas puertas abiertas», el cual, según Senattore, carece de sustento legal.

Tanto la instructora de la investigación, Daiana Da Silva, como la directora de Jurídica, Marcia Senattore, apuntan que tanto las adjudicaciones directas como el mecanismo de «planillas puertas abiertas» del MVOT fue «a todas luces violatorio del principio de igualdad, buena fe, transparencia, habiéndose actuado con arbitrariedad, no siendo esta la conducta esperada de una buena administración».