Lula pidió a la Celac apostar por la integración; Fernández, respetar «diversidad»

La Celac puede dar una «clara contribución» para la «construcción de un orden mundial pacífico», expresó

24.01.2023 | tiempo de lectura: 3 minutos

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, animó este martes a los líderes de los países de la Celac a apostar por la integración regional, frente a una «realidad inaceptable» de «desigualdades, pobreza y hambre», dijo. El mandatario brasileño se pronunció en ese sentido en la reunión plenaria de la cumbre que congrega en Buenos Aires a los mandatarios de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), a la que Brasil regresa después de que, hace tres años, el entonces presidente Jair Bolsonaro retirase al país del organismo.

Lula recordó que, cuando estuvo en el poder entre 2003 y 2010, fue uno de los promotores de la fundación de la Celac, en la que subrayó que Brasil «se empeñó con ahinco» para la consolidación de la integración regional. «La excepción lamentable fueron los años recientes, cuando mi antecesor tomó la inexplicable decisión de retirar a Brasil de la Celac», declaró en una abierta crítica a Bolsonaro, a quien sucedió en la Presidencia el pasado 1 de enero.

Lula destacó que el momento actual requiere un esfuerzo «aún mayor» por la integración, frente a la profundización de los abismos sociales que están presentes en todos los países de la región. «El mundo vive múltiples crisis. Pandemia, cambio climático, desastres naturales, tensiones geopolíticas, presiones sobre la seguridad alimentaria y energética, y amenazas a la democracia representativa como forma de organización política y social», dijo. Y en el caso de América Latina, enmarcó esa situación en «un cuadro inaceptable de aumento de las desigualdades, de la pobreza y el hambre».

En ese marco, declaró que el «espíritu de diálogo, solidaridad y cooperación» con que nació la Celac «no puede ser más necesario y actual en una región del tamaño y la importancia de América Latina y el Caribe».

Lula se mostró «convencido» de que «con sentido pragmático» y en cooperación con organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Celac «puede contribuir mucho para las soluciones de esas cuestiones» que afligen «al mundo». Citó, entre otras áreas, el potencial que existe en la región para el desarrollo de energías limpias y también el aporte que América Latina y el Caribe pueden «y deben» hacer en materia de combate al cambio climático y preservación del medio ambiente.

Afirmó también que la Celac puede dar una «clara contribución» para la «construcción de un orden mundial pacífico», mediante la promoción del «diálogo y el refuerzo del multilateralismo».

Fernández pide respetar «diversidad» para profundizar integración regional

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, llamó a profundizar la integración de los países de América Latina y el Caribe, resaltando la importancia de respetar la «diversidad» para «crecer juntos». «Lo único que tenemos que hacer es profundizar nuestro diálogo y respetarnos en la diversidad. Todos los que están aquí han sido elegidos por sus pueblos y en la diversidad debemos respetarnos y crecer juntos», aseguró el mandatario argentino en el discurso inaugural del cónclave de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), que se celebra en Buenos Aires.

Durante su intervención como presidente pro tempore del mecanismo, Fernández insistió en la necesidad de que los países de la región trabajen «unidos» en favor de la igualdad y la «justicia social», porque resulta «mucho más fácil trabajar juntos que seguir haciéndolo separados», subrayó.

En este punto, el jefe de Estado pidió «garantizar la institucionalidad» en América Latina y el Caribe, en un contexto en el que la democracia está «definitivamente en riesgo».

«Los sectores de ultraderecha se han puesto de pie y están amenazando a cada uno de nuestros pueblos, y no podemos permitir que esa derecha ponga en riesgo la institucionalidad», aseveró Fernández, quien citó como ejemplos el «golpe de Estado» en Bolivia, el reciente asalto a las sedes de los poderes del Estado en Brasilia o el intento de asesinato a la vicepresidenta argentina, Cristina Fernández. «Tenemos que ser categóricos en la defensa de la democracia y de las instituciones; es algo que América Latina se debe y no puede soslayar», enfatizó.

El presidente argentino también reclamó el fin de los «bloqueos» a Cuba y Venezuela, argumentando que estas medidas «son métodos muy perversos de sanción, no a los Gobiernos, sino a los pueblos». «Cuba lleva un bloqueo de más de seis décadas y eso es imperdonable. Venezuela padece otro tanto y nosotros tenemos que levantar nuestra voz», puntualizó Fernández.

EFE